RECOMENDACIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO

Sobre las competencias clave para el aprendizaje permanente(Bruselas, noviembre de 2005)

El Grupo de Trabajo sobre las capacidades básicas, creado por mandato del Consejo en 2001 en el contexto del programa Educación y Formación 2010, ha desarrollado un marco de competencias clave necesarias.
De acuerdo con los estudios internacionales, por competencia se entiende una combinación de conocimientos, capacidades y actitudes adecuados para una determinada situación.
Se ha generado un debate sobre qué competencias deberían adquirir los jóvenes y cuál sería la mejor manera de apoyar a los centros escolares en el desarrollo de estas.
En el documento final de aplicación en todo el espacio de la Unión Europea, las competencias se definen como una combinación de conocimientos, capacidades y actitudes adecuadas al contexto. Las competencias clave son aquéllas que todas las personas precisan para su realización y desarrollo personales, así como la ciudadanía activa, la inclusión social y el empleo. Al término de la educación y la formación iniciales, los jóvenes deben haber desarrollado las competencias clave en la medida necesaria para prepararlos para la vida adulta y deben seguir desarrollándolas, manteniéndolas y poniéndolas al día en el contexto del aprendizaje permanente.


Competencias clave


1. Comunicación en la lengua materna.
2. Comunicación en lenguas extranjeras
3. Competencia matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología
4. Competencia digital. Competencias básicas en materia de Tecnologías de la Sociedad de la Información (TSI) para el trabajo, el ocio y la comunicación. Se sustenta en las competencias básicas en materia de TSI: el uso de ordenadores para obtener, evaluar, almacenar, producir, presentar e intercambiar información, y comunicarse y participar en redes de comunicación a través de Internet.
5. Aprender a aprender. Es la habilidad de iniciar el aprendizaje y persistir en él. Las personas deben ser capaces de organizar su propio aprendizaje y de gestionar el tiempo y la información eficazmente, ya sea individualmente o en grupos.
6. Competencias interpersonales, interculturales y sociales, y competencia cívica. Esta competencia se sustenta en las capacidades de comunicarse de una manera constructiva en distintos entornos, expresar y comprender puntos de vista diferentes, y negociar sabiendo inspirar confianza y sentir empatía.
7. Espíritu de empresa. Habilidad de planificar y gestionar proyectos con el fin de alcanzar objetivos.Supone la capacidad para trabajar individualmente y en equipos.
8. Expresión cultural. Apreciación de la importancia de la importancia de la expresión creativa de ideas, experiencias y emociones a través de distintos medios.


Recomendaciones del Parlamento Europeo y del Consejo sobre las competencias claves para el aprendizaje permanente